El Camino del Gentil Justo

A contar de abril 2007, la versión PDF de la traducción del “Camino del Gentil Justo” (Clorfene & Rogalsky) ha sido liberada generosamente por Rabí Chaim Clorfene para el público hispanoparlante. El archivo puede bajarse de este blog o de las siguiente páginas autorizadas:

http://jabadecuador.com/

http://fulvida.com

http://noajidas.org




EL CAMINO DEL GENTIL JUSTO


Una Introducción a las Siete Leyes de los Hijos de Noé

Por Chaim Clorfene y Yakov Rogalsky

ATENCIÓN:Ninguna parte de esta publicación,
“El Camino del Gentil Justo” (Clorfene & Rogalsky), puede ser traducida,
reproducida, fotocopiada o almacenada en sistema mecánico o electrónico alguno sin la
autorización explícita de los
responsables de la traducción.
Sin embargo, pueden referenciarse pequeñas porciones del texto, indicando como referencia:The Path of the Righteous Gentile(An introduction to the Seven Laws of the Children of Noah)

Chaim Clorfene & Yakov Rogalsky

Derechos: 1987 Chaim Clorfene — Yakov Rogalsky

ISBN 0-87306-433-X


Juan Mayorga Zambrano
(traductor)
&

Yehuda Ribco
(asesor de traducción)

Traducción al Castellano bajo permiso del Rabino Chaim Clorfene
a partir de la edición 1987 (Feldheim Publishers Ltd.)
.

El Camino del Gentil Justo introduce al lector en la más antigua de
todas las doctrinas, las Siete Leyes Universales, originalmente provistas a
Adán, el primer hombre. Estas tempranas enseñanzas de Dios son un tesoro
espiritual que espera ser descubierto por aquellos que escuchen y aprendan.

Revisión del libro (Rabino Mendel Feldman)

Agradecimiento

Sobre la traducción

Introducción

Reseña Histórica

Conociendo a Dios

Retornando a Dios – El Arrepentimiento

Las Siete Leyes de los Hijos de Noé

Idolatría

Blasfemia

Asesinato

Relaciones Sexuales

Robo

El Miembro de un Animal Vivo

Cortes de Ley

Honrando a Padre y Madre

Caridad

Sacrificios

Oración

Nota Final

Una respuesta a El Camino del Gentil Justo

  1. Pingback: Un sueño, el milagro de la vida y el mayor de los conocimientos | Opinión Noájida

Los comentarios están cerrados.