¿Será tu Hijo un Ladrón Cuando Crezca?


Artículo de AISHLATINO.COM

El robo justificable, como por ejemplo mentir sobre la edad de un hijo para conseguir una entrada más barata, comunica una lección imborrable.

por Jana Heller

Recientemente escuché una historia contada por el rabino Label Lam. Un padre recibe un llamado del rector de la escuela de su hijo:
“Sr. Gottlieb, me temo que tenemos un pequeño problema con su hijo, David. Verá, él ha estado robando lápices en la escuela”.
“¿Lápices? ¿Mi David ha estado robando lápices? ¿¡Cómo puede ser!? ¡Yo le traigo a él todos los lápices que necesita de la oficina!”.

Si el señor Gottlieb puede traer a casa una maleta llena de insumos de oficina, ¿por qué no puede David llenar su mochila con artículos escolares?

Robar tiene muchas formas. Hay cierto tipo de robo que la mayoría de los ciudadanos temerosos de la ley nunca consideraría, como por ejemplo robar un banco o arrebatarle el automóvil a un amigo. Luego, hay cierto tipo de robo que “todos” llevan a cabo, que es aceptable y que por lo tanto no es considerado robo.
Pero si el señor Gottlieb puede traer a casa una maleta llena de insumos de oficina, ¿por qué no puede David llenar su mochila con artículos escolares?
Se le preguntó a un grupo de estudiantes secundarios: “¿Cuántos de ustedes robarían en tiendas si estuviesen seguros de que no los atraparían?”. Un alarmante número levantó su mano. Cuando se les preguntó cómo justificarían tal comportamiento, muchos dijeron que las tiendas asumen que les van a robar una determinada cantidad y que eso figura en su presupuesto. Entonces, robar en tiendas no está dañando el bolsillo de nadie en realidad porque es algo asumido, ellos razonaron.
Robo Aceptable
Si te molesta su razonamiento, considera como responderías a las siguientes preguntas:
  • ¿Alguna vez le has dicho a tu hijo que haga una llamada por cobrar desde el extranjero para saber que está bien, pero que tú no piensas aceptar la llamada?
  • ¿Le reportas honestamente al estado TODOS tus ingresos?
  • ¿Revelas honestamente todos tus bienes en los formularios de ayuda financiera?
  • ¿Alguna vez has mentido sobre la edad de tu hijo para obtener una entrada más barata en el cine, en el parque o en un concierto?
Si queremos entrenar a nuestros hijos a ser honestos, las “pequeñas cosas” son las que cuentan. Los hijos que aprenden a ser meticulosos con las cosas pequeñas serán meticulosos con las cosas grandes también.
Una vez escuché de una persona que se negó a reutilizar una estampilla que debía haber estado cancelada y no lo estaba,porque no quería robarle al correo.
Otra historia cuenta de un pequeño ítem dejado en el borde de una ventana de un aula de una Ieshivá. Años después, uno de los estudiantes vio que aún estaba allí.
Un grupo de estudiantes secundarios quería tener un lavadero de autos para recaudar fondos en el patio de uno de ellos. La familia alquilaba el departamento y el propietario pagaba por el agua. El padre insistió en pedir permiso al propietario porque el consumo de agua en exceso podría ser considerado robo.
Los chicos no habían considerado siquiera el tema, pero tuvo un gran impacto en el hijo, quien dijo después que retuvo aquel incidente en la memoria y que lo recordaba cada vez que estaba tentado de hacer algo de dinero deshonestamente.

En un niño se desarrolla un concepto de honestidad más elevado gracias a las lecciones cotidianas enseñadas por sus padres.

En un niño se desarrolla un concepto de honestidad más elevado gracias a las lecciones cotidianas enseñadas por sus padres.
Si quisieras saber cuáles son los mensajes cotidianos que les has estado comunicando a tus hijos, intenta el siguiente test:
Pregúntales si ellos alguna vez entrarían a una de las mejores universidades aprobando un examen haciendo trampa, si fuese fácil hacerlo. ¿Qué es lo que ellos creen que tú consideras correcto?

Si tus hijos son demasiado jóvenes para entender esa pregunta, tienes tiempo para evaluar y corregir tu comportamiento, si es necesario. Después de todo, nadie quiere que sus hijos sean ladrones cuando crezcan.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Educación, Etica, Familia, Hijos, Judaísmo, Justos entre las Naciones, Mandamientos, Noajismo, Siete Leyes Universales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s