Unas palabras…


Consulta. Hola profe, le recuerdo que fui su alumno … en la universidad. Le escribo para contarle sobre mi situación actual, esperando recibir algunas palabras, esto porque lo considero una gran persona, y tal vez paso por algo similar.

La verdad estoy apenado por mi situación acad’emica actual. Estoy con 6 ramos por primera vez, de los cuales me veo muy complicado en la mayoría, prácticamente sólo 2 tengo posibilidades de pasar… esto me preocupa, porque soy de las personas que se esfuerzan hasta las últimas… estudio prácticamente todo el día y cuando no tengo resultados pienso si realmente sirvo para ser un futuro ingeniero. En lo que respecta a la diciplina en general me va bien… pero la matemática y la física, me cuestan. En realidad la pregunta es qu’e puedo hacer cuando tras pararme me sigo cayendo.. trato de ver cual fue el error, pero sigo cometiendo otros… No se me falta algo de que sostenerme.
De hecho he cambiado mi forma de pensar por esto, tratando de no visualizar triunfos, para no tener falsas esperanzas… pero no me gusta vivir asi..
De ante manos agradezco su atención.
Saludos profe. C.

_________________

Respuesta. Hola C.
Gracias por tu mensaje y la confianza.

La verdad es que no existe ninguna solución mágica sobre lo que te acontece.
Lo que sí es cierto es que “a medida del esfuerzo viene la recompensa” y que “Dios establece qué recompensa”.

La verdad es que a mi en la universidad me costaban mucho los ramos de humanidades y me costó muelas aprender Química. En el caso de las Humanidades era porque yo era bastante “cuadrado” y antisocial. En el caso de Química llegué a la universidad sin bases. Casi no sabía nada de Química y tuve que aprender todo de cero – de hecho creo que envejecí justamente en mi primer año de universidad cuando entre otras cosas tenía que amanecerme estudiando Química.

Pero creo que sí hubo algo que le dió norte a mis esfuerzos por vencer estos ramos-escollos: la convicción de que quería ser matemático. Es como cuando uno está enfermo y anhela curarse: hace de tripas corazón y acepta tomar jarabes e inyecciones porque sabe que estos sin-sabores son pasajeros y que el objetivo final te dice que vale la pena hacer ciertos sacrificios… Esta es una primera estrategia.

Otra. Ponerse como reto “domarle” al escollo. DEspués del primer año de universidad, tenía yo que tomar otro año enterito de Química…. pero con una actitud diferente terminé aprobando con notas por encima del 9 sobre 10. Me entiendes? Ah! Pero para domar a la bestia tuve que dejar por mucho tiempo fiestas, carretes, novias – ¿te has dado cuenta que te requieren demasiado tiempo?

Todo tiene su tiempo.

O sea: el esfuerzo y dedicación son condiciones necesarias pero no suficientes para vencer. Necesitas una actitud positiva y a veces incluso porfiada.
Te recomiendo este artículo:
https://jmayorga.wordpress.com/2007/06/02/madres/

Es bueno ser realista, digamos tener los pies en tierra. Por ejemplo sería absurdo que te trates de autosugestionar de que tienes potencial de Matemático. Pero también hay que saber que la realidad es mucho más de lo que tus ojos ven. De hecho, Dios existe, y no Lo puedes mirar.

Así que mi amigo Camilo, ánimo. Y si te puedo dar una mano con gusto.

Abrazo,
Juan

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Educación, Física, Matemática, Universidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s