El renacer del Noajismo


Estuve reflexionando un poquito sobre la festividad judía de Pésaj, que se aproxima… Acá en Israel veo que aún para los judíos – viviendo en su tierra – se presenta como un reto preservar el cumplimiento de sus mandamientos. De hecho mantener su identidad – su autoreconocimiento – como judíos (aun sin considerar la observancia de los mandamientos) parece complicárseles. Veo muchos casos de matrimonios mixtos, donde los hijos o bien definitivamente pierden su judeidad o bien nacen con casi ninguna conexión a su legado… Tómese en cuenta que más menos un 20% de la población es ortodoxa (o como le llaman acá: religiosa).

Sí para el pueblo judío con todos sus siglos de lucha por permanecer como diferente a los otros pueblos (y con una tarea diferente al de las naciones), la cosa no es fácil, pareciera que la cosa es aún más difícil para el noájida/gentil – que no tiene (usualmente) una comunidad observante en su cercanía geográfica. Ante el abandono de sus deberes (las Siete Leyes) por parte de nuestros ancestros, el reto que se nos presenta es grande.

Sin embargo, el proceso histórico de evolución humana no es ni evolutivo (en el sentido estricto), ni tampoco es cicloide (o periódico).

Un ejemplo de evolución son los animalitos – piénsese un poquito en las Islas Galápagos y encontraremos a Darwin “descubriendo” la cosa; pero tengamos claro que donde él mira casualidad la Torá habla de Causalidad.

Como ejemplo de proceso cicloide pensemos en una mujer durante sus años de fertilidad: bajo condiciones normales su ciclo es super estable – aparece y desaparece y aparece y desaprece, etc.

El desarrollo de la raza humana se puede describir de cierta manera como una combinación de estos dos tipos de procesos. Por ejemplo, la perfección está al final (era mesiánica) y no al principio (con Adán). Al mismo tiempo, podemos darnos cuenta que “pareciera que el ser humano tiende a repetir errores” – no estamos conformes con haber visto las atrocidades de un Hitler o a un Stalin, todavía nos “permitimos” un Ahmanineyad o un Chávez o un Correa.

Entonces, el despertar noájico de nuestros días puede ser interpretado en su contexto histórico como un resurgir en su tiempo propicio. Por ejemplo, ¿cuántos de nosotros hubiéramos llegado al conocimiento de las Siete Leyes si no hubiera habido Internet? Por tanto, aun sin comunidades formales, tenemos las herramientas para corregir aquello que miles de años atrás dejaron de hacer nuestros ancestros, es decir, cuidar prolijamente nuestro legado – las Siete Leyes.

El reto que tienen el judío y el noájida es diferente, pero equivalente. Los dos nos debemos al Eterno, cada cual con sus obligaciones.

Así como Pésaj marca o conmemora el comienzo de las responsabilidades características del judío, Rosh Hashaná (Año Nuevo) marca nuestro génesis. Llevamos miles de años sin observar las Siete Leyes y debemos por tanto ser muy comprometidos con nuestras obligaciones y esforzarnos de crear las condiciones para que se genere una cultura noájica en tiempos modernos. Entre estas condiciones están (para empezar) comunidades virtuales que promuevan la observancia de las Siete Leyes entre nuestros hermanos pero actuando conforme al espíritu de libertad, moralidad, tolerancia y variedad que emerge del Código Noájico.

¿Qué puedo hacer yo como noájida (con virtudes y defectos, con fortalezas y debilidades) al respecto?

_______

Sobre el autor: El Dr. J. Mayorga es Matemático de profesión, Suma Quan Laude y mejor graduado de su promoción en Escuela Politécnica Nacional – Ecuador. Obtuvo su Doctorado en Ciencias de la Ingeniería (Mención en Modelamiento Matemático) en Universidad de Chile – Chile. Su trabajo de investigación tiene que ver con métodos matemáticos de la Mecánica Cuántica. Ha sido Representante en Chile y Coordinador Internacional de Fundación Luz de Vida, creada con el propósito de promover entre los hispanoparlantes la observancia de las Siete Leyes Universales, herencia de las naciones de acuerdo con la tradición judía. Ha traducido del inglés al español “Los Siete Colores del Arco Iris” (Y. Bindman), “El Camino del Gentil Justo” (Ch. Clorfene & Y. Rogalsky) y “¿El Verdadero Mesías?” (A. Kaplan).

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Noajismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s