¿Por qué no trabajas en una oficina?


Por Carmen H.

“Mami, ¿por qué no trabajas en una oficina?” Esta fue la pregunta que me hizo mi hijo cuando apenas tenía cinco años. Recuerdo que su carita se veía triste y con un poco de verguenza. En su jardín infantil los niños habían estado hablando sobre los trabajos que tenían sus madres y, cuando le tocó el turno a mi niño, el sólo pudo decir “mi mami no trabaja, pasa sólo en la casa”.

Antes de casarme trabajaba en una oficina pero, casi inmediatamente después de la boda, quedé embarazada, llegaron los estragos y entonces adiós cualquier idea de retornar al trabajo… Fue difícil para mi acostumbrarme. Me preguntaba, “¿para que estudié? ¿por qué tengo un título universitario?”. La pregunta de mi hijo trajo a mi mente estos cuestionamientos mios.

La respuesta que le dí a mi hijo fue otra pregunta. “¿Te gustaría que yo trabaje en una oficina y que tú y tu hermana tengan que pasar el día con una persona extraña, para que les cuide hasta que yo llegue del trabajo?” Me respondio que no, a lo que yo añadí, “¿Has mirado que cuándo hay algún programa en tu escuelita, muchos niños están sin sus padres porque no pueden salir del trabajo? ¿te gustaría que sea otra persona quien te recoja después de clase?…”.

Después de esta conversación pude notar la sonrisa de mi hijo y el orgullo por tener a su mamá cerca.

Gracias a Dios, mi esposo tiene un trabajo que, aunque sin lujos, me permite estar en mi casa. Gracias a ello he vuelto a jugar con muñecas y hasta con carritos, he vuelto a saltar la cuerda, a jugar pelota, jugar con agua, arena, inventar cuentos y canciones, etc. A más de ser Contadora-Auditora (así dice mi título universitario), soy enfermera, parvularia, economista, cocinera, niñera, lavandera, sicóloga, trabajadora social, abogada, profesora, inventora, compositora, intérprete, bailarina, etc.

Lo más hermoso de todo esto, es que a más de mis dos hijos, ahora llevo en el vientre un tercer niño que me va a permitir seguir ejerciendo todas estas profesiones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Etica, Familia, Hijos, Noajismo. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Por qué no trabajas en una oficina?

  1. Ximena Morales dijo:

    Muy cierto y real mi querida Carmita. Es un alivio pensar que hay muchas madres al 100% que con la bendición de Dios podemos estar ahí para nuestros hijos.

  2. Idolkys dijo:

    Hola Carmen, he participado en este blog unas cuantas veces. pero siempre en la esfera de la religión. Ahora leí su artículo y me satisface saber que no soy la única “rara” en este mundo. Yo tambien soy universitaria, me gradué de profesora en el año 93. Y cuando me casé y tuve mi primer hijo opté por la profeción de ser mamá. No se pueden hacer dos cosas bien al mismo tiempo. Además esto es una decisión madura y de mucha responsabilidad y hay que estar consciente que se debe renunciar a muchas cosas. Pero como mismo usted ha comprobado, vale la pena el “sacrificio”. Yo tambien he recuperado mi niñez y he llegado a ser policía y a arrestar ladrones ( tengo dos varoncitos), juego a los escondidos aunque ya no tengo mucho espacio para esconderme…ja, ja, ja, me encuentran rapidísimo.
    Pienso que este mundo tendría mucho menos problemas juveniles si los padres se ocuparan más de sus hijos. No todos piensan como nosotras. En mi familia (cubana) he tenido muchas críticas porque me dicen que en la casa me vuelvo una burra. Pero lo que no entiende la gente es que este mundo es bello por la diversidad de colores que tiene. Para unos es mas importante su carrera profecional y tener éxitos laborales y con esto se sienten gratificados. Para otros como mi caso, y gracias a Dios que me lo permite, pues me siento gratificada el ver que mis hijos, (mi única y verdadera creación), crezcan con el amor y el cariño que les pueda dar su madre.
    Saludos afectuosos, Idolkys.

  3. Blanca dijo:

    Me parece que aunque su decisión de quedarse con con sus hijos suena bien y debe ser muy placentera, está bien cuando sus hijos son pequeños, pero cuando crezcan seguirán su propio camino o usted los va a seguir para todas partes como una mamá gallina?, donde quedan sus otras aspiraciones personales?

  4. Es una gran responsailidad ser madre. Mis respetos, Carmen.

  5. David dijo:

    Carmen: muy buen articulo. Creo que Juan debe estar nervioso con usted, porque lo podria desplazar como escritora de temas noajicos ( jajajaj, era una broma). Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s