“Inteligencia” militar


Acabo de leer un editorial de Hernán Pérez Loose (El Universo, Ecuador, 4.03.2008) que ya mismo lo presento. Comparto mucho su opinión sobre las falencias de la inteligencia militar ecuatoriana que sumadas a la sintonía que siempre han mostrado Correa y Chávez hacia los grupos terroristas hace inevitable que el gobierno colombiano tenga que tomar medidas dolorosas para continuar la lucha por desarticular a estas bandas.

En todo caso, dejo mi posición bien clara: si ni el ejército ni el gobierno ecuatorianos hacen lo que tienen que hacer – combatir a los terroristas en territorio ecuatoriano – conforme a la Ley Internacional (que refleja mucho las Siete Leyes Noájidas), Colombia debe proteger a sus ciudadanos, aún si eso involucra traspasar temporiamente las frontreras.

¿Será que los militares ecuatorianos, cuál replay de los años 70, están demasiado ocupados en áreas en que la constitución (todavía supuestamente) vigente les prohibe expresamente su participación?

Tras los ataques terroristas perpetrados el 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos de América, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó unánimemente la resolución 1373 (2001) que, entre sus disposiciones, obliga a todos los Estados a tipificar como delito la prestación de asistencia para actividades terroristas, denegar refugio y apoyo financiero a los terroristas y compartir información sobre los grupos que planeen ataques terroristas“. Fuente: p’agina web del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas – Comité contra Terrorismo.

Resolución 1373 de las Naciones Unidas: link

_______________________________

Los pijamas de las FARC

Hernán Pérez Loose (El Universo, Ecuador, 4.03.2008)

Una vez más quedó establecido que la narcoguerrilla ha estado entrando y saliendo del Ecuador como casa propia. No parece una coincidencia que dos capos de las FARC, Simón Trinidad y ahora Reyes, fueron el primero apresado y el segundo abatido en suelo ecuatoriano.

Lo más grave es que en ambos casos fueron los organismos de inteligencia colombiana, no los de Ecuador, los que conocían de este hecho. Lo de Reyes es hasta bochornoso: no son nuestros servicios de inteligencia los que informan a Correa de la presencia de Reyes en Ecuador, ni del campamento, sino que es Uribe el que lo hace, y el que además le tiene al tanto de los sucesos.

¿Nada de esto sabían nuestros militares? ¿No es que gastamos millones de dólares en mantener la frontera asegurada? ¿No es este el constante reclamo que se le hace a Colombia? O hay una grosera ineficiencia en ese gasto, o simplemente no hay tal gasto. (¿Cómo es que estos señores son muy buenos para espiar a la oposición y no a las FARC?) De ser cierto que existen evidencias de los vínculos de altos funcionarios del régimen con las FARC, ello vendría a explicar nuestra pasividad. Pero sería algo grave.

Porque la otra alternativa es peor todavía: que del lado ecuatoriano sí se sabía de la presencia de Reyes y de los detalles del operativo, y que fue simplemente el descuido de las tropas colombianas de no evacuar todos los cuerpos lo que obliga al Ecuador a protestar. ¿Sabían de eso nuestros militares y ocultaron esta información?

Igualmente asombrosa resulta la historia de los pijamas. A nadie se le ocurre que los guerrilleros duermen en pijamas. Salvo que sea tal la confianza que sienten en suelo ecuatoriano. Pero aun así. Lo único que nos falta es que nos digan que calzaban pantuflas y tomaban leche tibia antes de dormirse.

Un estudio de la zona podría ayudar a revelar lo ocurrido. Por ahora tenemos la versión de Colombia de que hubo un combate y que en él perdieron a un soldado. El haber sido atacados desde el Ecuador los cubre, en cierta forma, desde el ángulo jurídico internacional. En vista del total fracaso de nuestra “inteligencia militar”, esta versión parece más aceptable que la teoría de los “pijamas”.

Al final de tantas protestas, disculpas y embajadores retirados, lo de fondo es que ha sido una derrota aplastante a las FARC y un triunfo de Uribe. Una prueba más de que su perseverancia da resultados. Resulta curioso que un vocero de las propias FARC se haya adelantado a declarar que lo sucedido no debe interrumpir el proceso humanitario. Es probable que incluso para algunos guerrilleros la muerte de Reyes signifique una oportunidad para salirse de un conflicto que lo ven perdido.

Cuando este capítulo termine y llegue la paz, Chávez y sus seguidores quedarán allí, en la vereda de la historia, como cómplices de quienes tanto dolor causaron a millones de hermanos colombianos.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Colombia, Dictadura, Ecuador, Política, Populismo, Venezuela. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Inteligencia” militar

  1. Bienvenido César y gracias por tu comentario muy acertado. Por supuesto que debemos trabajar por la paz – pero po la paz verdadera, aquella que se sostiene sobre pilares de justicia. Hacer como que nada pasa, mientas los teroristas sigue empeñados e destruir a la sociedad es ser cómplices.
    Abrazo, Juan

  2. Coincido con tu opinión y por cierto me parece contraproducente la posición de la presidenta Bacheleth de respaldar la posición de Ecuador. Los gobiernos estan en el legitimo derecho de salvaguardar la vida de los civiles y los gobiernos en lugar de dificultar ese trabajo deben facilitarlo. Las FARC no son guerrilleros, son terroristas (aunque suene duro); ya que emplean metodos inhumanos como el secuestro, asesinatos a civiles y gente del gobierno, y además tienen nexos financieros con el narcotrafico. No entiendo el porque de esta tendencia, en mi pais a los politicos que utilizan la retorica de “derechos humanos” o de cualquier tipo para defender a terroristas los llaman “caviares”, creo que esa es la tendencia de los gobiernos de izquierda que dicen ser “moderados” pero que subliminalmente son revolucionarios que dan miedo. Di-s quiera que los getiles conviertan sus espadas en rejas de arado…

  3. Gracias Juan Pablo. Yo recuerdo desde que era niño que a nuestra amazonía llegaban los guerrilleros/terroristas de las Farc para “descansar”… Nadie protestaba. Aún hasta ahora la voz mayoritaria es que, “en tanto que a nosotros no nos toquen…” Pero aún a costa de que me tilden de traidor o cualquier otro adjetivo, yo voy a decir las cosas como (creo que) son: las Farc son un grupo terrorista que, en territorio ecuatoriano, debe ser combatido con toda la fuerza disponible por el gobierno de Ecuador a trav’es de la fuerza pública. Abrazo, Juan Pablo. Quiera Dios que pronto tengamos la suerte de conocernos en persona. Si voy por su tierra, tendrá que invitarme a una bandeja paisa. Vale?

  4. Juan Pablo dijo:

    Juan, lo malo es que como siempre, la información esta siendo manipulada, el presidente Correa está de gira por Suramérica, mostrando su verdad.
    Hay quienes creen que estoes un suceso aislado, cuando la verdad es que es la Catársis de décadas de conflicto. Gracias por ayudar en la contextualización de la situación. mis afectos hacia ti y el Ecuador,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s