Buscando carrera…


Pregunta. Estimado juan, gracias por tus amables textos, muy aplicables a nuestro diario vivir. Te quería preguntar, ya que hablas de becas y porfiades, que oportunidades de carácter economico puedo encontrar para una hija que acaba de terminar la secundaria. Lo económico no me refiero a dinero en si, si no donde puedan darle la mano a una persona que tiene deseos de superarse en una universidad…por ejemplo que me comentas tu en tu estadia en Israel, gracias que DIOS TE BENDIGA

_______________

Respuesta. Estimado Carlos. Gracias por sus palabras. Sus comentarios y preguntas son siempre bienvenidas. El tema de encontrar una carrera es muy importante. Y obviamente el cómo sustentar tales estudios es un tema decisivo. En mi caso, tuve la bendición de Dios de contar con el apoyo de mis padres. Estudi’e escuela, colegio y universidad en instituciones públicas de Ecuador y el postgrado fue financiado por una beca del Gobierno de Chile.

La experiencia que tengo sobre becas y apoyos a los estudiantes se corresponde a nivel de especialización. Sin embargo le comparto unas ideas que quizá puedan ser de ayuda – algunas se aplicarán quizás al caso de su hija y otras no pero usted y su hija pueden adaptar a su situación lo que sea de utilidad.

1. El estudiante debe ser super sincero con respecto a sus intereses vocacionales. No sirve de nada que los padres, amigos, etc. traten de impulsar a un muchacho en un determinado campo de actividades si ‘el no tiene la motivación o quizá el talento para ello. Tenía un amigo que se preparó conmigo para poder entrar a estudiar Ingeniería. Logró entrar a la carrera e incluso aprobo dos semestres. Pero (gracias a Dios) cayó en cuenta que no era su onda la ingeniería, que lo suyo eran las Letras. Se cambió de universidad y tengo entendido que le está yendo bien. Sobre todo se siente satisfecho con lo que hace.

2. Cada muchacho proviene de una situación económica particular. A veces por la situación económica se vuelve indispensable estudiar una carrera corta o aún sólo trabajar un par de años para poder financiar los estudios. Tambi’en recuerdo el caso de muchachos colombianos que estudiaban medicina en Quito. Para ellos era mejor (en aquel entonces) vivir en otro país, lejos de la familia, etc. pues los costos eran menores. Algunos literalmente decían que era imposible en Colombia. Tambi’en vi casos de muchachos chilenos que viajaban a estudiar en Argentina por razones económicas…

3. Depende del tipo de carrera o especialización la disponibilidad de becas. Por ejemplo, encontrar becas para hacer un doctorado en Física es menos complicado que hallar por ejemplo para el área de finanzas. El apoyo que reciben los estudiantes del Estado tambi’en depende mucho del país. Por ejemplo, para hacer mi tesis de Matemátic0 en Ecuador, yo tuve que pagar para hacer investigación. En Chile, los memoristas de Universidad de Chile recibían una oficina compartida con acceso a internet de la mejor calidad, cupo para uso de la impresora, un cupo para copias, etc. Las distancias aumentan cuando vemos cómo funciona en Israel, Francia, EEUU, etc.

4. Hoy en día, internet permite acortar mucho la brecha de información sobre carreras y postgrados. Con navegar agenciosamente podemos muchas veces encontrar aquel perfil acad’emico que nos interesa. Asimismo siempre es factible acercarse a las oficinas de las delegaciones diplomáticas de otros países para requerir información.

5. No hay mejor apoyo que el de los padres. Por lo tanto, bajo condiciones normales, un estudiante que tiene la opción de estudiar una carrera en dos universidades (equivalentes) – la primera en la misma ciudad donde viven sus padres y la otra fuera de tal ciudad, debería (en principio) escoger la primera. Tendrá apoyo moral, sicológico, estará mejor alimentado, etc. Esto último no es trivial. Yo ví casos de muchachos que por al no alimentarse apropiadamente sufrían colapsos mentales por la enorme tensión de estudiar en la Polit’ecnica Nacional. Vi chicas caer en bulimia o anorexia por no contar posiblemente con el apoyo del hogar (eran usualmente de provincia).

6. Tener motivación, tener el financiamiento, e incluso tener la vocación para una determinada carrera, no basta. Además acad’emicamente debe haber un grado de preparación apropiado. Si, con sinceridad, se es conciente que se tiene vacíos de conocimiento sobre lo que se debió haber aprendido en el colegio, hay que poner harto empeño para suplir tales huecos.

7. Los items del punto anterior siguen sin ser suficientes. Un título o cualquier empresa en la vida se alcanza, Dios mediante, con esfuerzo, dedicación y (a veces una buena dosis de) porfía. V’ease este artículo

Cuente conmigo Carlos. En lo que le pueda dar una mano, con mucho gusto. De usted,
Juan

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Becas, Educación, Universidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s