Apúrate, celebremos: ¡el centralismo ya es de todos!


Repasando la prensa ecuatoriana, me encontr’e un artículo muy apropiado de Carlos Vera Rodríguez. Al ciudadano promedio de Ecuador parece no importarle mucho el bienestar común, las libertades civiles ni el respeto a la ley.

“Con que a mi no me toquen…” parece ser el lema. Y de esto el mejor ejemplo son los alcaldes: parece que corrieran apurados a recibir su platita del dictador, apurando a sus pares: “vamos, celebremos: ¡el centralismo ya es de todos!” 

_____________

Alcalditos

El Comercio, Ecuador, 3.01.2008 

No están solos: otros han desfilado por Carondelet negociando ser intocados a cambio de que toquen a los demás.

Por Carlos Vera Rodríguez

Solo porque les pongan condimento al caldito. Eso es todo. Pedigüeños de migajas. Negociantes por un año: como les ratifican sus recursos éste, no les importa el próximo. Cortoplacistas. Baratos: se compran con dinero. Les importa poco el principio de la autonomía municipal, vulnerado con la nueva Ley Tributaria y menos todavía el centralismo al que nos regresa, tras años de luchar por la descentralización. Permiten el empoderamiento de un todopoderoso estado sin visos de abandonar su adiposidad, corrupción e ineficiencia para dar cabida a otro, regulador y omnipresente pero facilitador. Todo porque les aprueben un aeropuerto, les garantizan un carretera, les terminen un puente o son incluidos en la comilona palaciega, acto de presencia para asegurar la obsecuencia hacia un proyecto político mesiánico y vertical, mal camuflado de socialista por unos cuantos socio listos a repartir la plata ajena sin contribuir con la propia, incapaces de generarla o hábiles para ocultarla mediante la creación de varias compañías donde se encarga al hermano llamar periodistas que botan del Palacio.

Alcalditos de cuerda, como soldaditos de plomo, autónomos solo mientras les dura el giro de una llave, atónitos y asustados, deslumbrados por una explicación que no entienden, arreados como en manada a corral ajeno. Patético. Unos pocos fueron para discrepar. Otros cuantos para reconocer al poder y no perder el poco que les resta. Pero la mayoría baló como oveja. Beeeeh… beeeeh… Dramático.

Lo peor es que no están solos: otros han desfilado por Carondelet negociando ser intocados a cambio de que toquen a los demás. La filosofía del “como no es conmigo”. O “mientras no me afecte a mí”… El déspota utiliza bien el “divide y reinarás”. Acerca al fuego a los rabo de paja. Chantajea con los descosidos de otras costuras. Así ocurre ahora con los comerciantes de Guayaquil, aterrados ante la línea de su Presidenta, única en firmar un comunicado donde advierte respecto a una inminente dictadura así como antes recordó la palabra SOLO, votada por el 82% en el estatuto para autorizar la vigencia de cualquier reforma solo si el referendo resulta aprobatorio.

Son débiles los cuestionadores, pues han sido tolerantes con evasores, contrabandistas y atracadores a quienes besuquean en el Club de La Unión en sus ágapes. Nada pesan entonces los alcaldes correístas convencidos del respeto a sus obras cuando en realidad resultan tontos útiles de la desviación ciudadana. Cuestión similar se aplica a muchos empresarios, porque los no
cuestionados, los Luis Bakker, José Salazar Barragán, Sydney Wright, Otto Schwartz, Walter Andrade, Isabel Noboa, Rocío Vásquez, Egidio Tosi, José Cordero Acosta, Francesco Zunino, Mariano González, Juan Carlos Salame -solo para citar unos cuantos- defienden sus logros como oasis en el desierto. Cada cual en su parcela. La Junta de Beneficencia de Guayaquil ahora hasta pasea a Correa por sus hospitales. Solca respira aliviada porque le anticiparán trimestralmente su plata, ¡en realidad nuestra plata! Quedamos los que luchamos décadas por el cambio del país contra el cambio de dueño del país. En esa tarea, es mejor estar solos que con alcalditos intimidados.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ecuador, Etica, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s