Del dicho al hecho hay mucho trecho…


Antes de viajar a España a hacer campaña a favor de sus candidatos a la Asamblea entre los casi dos millones de emigrantes ecuatorianos que residen en ese país al gobernante de Ecuador no se le ocurrió nada mejor que tapar la boca por decreto a todos aquellos que se atrevan a desnudar malos pasos de sus funcionarios fieles. Correa firmó una reforma al artículo 80 Clase III del Reglamento a la Ley de Radiodifusión y Televisión “con la finalidad de terminar con los recientes actos que atentaron contra el derecho a la honra, a la buena reputación y a la intimidad personal”. Y ante esto yo me digo a mi mismo, “maravilla de gobernante tenemos. ¿Por qué habrá sido tan ingenuo Richard Nixon? O sea ¿Por qué no firmó algún decreto parecido al del gobernante ecuatoriano para callar Watergate?”

Concuerdo con Sergio Muñoz Bata en que a Correa le calza como anillo al dedo el término “democratador” (creado por el director ejecutivo del CPJ, Joel Simon):

El autócrata electo por mayoría que “expresa un apoyo meramente retórico a las instituciones democráticas: libertad de expresión y prensa, partidos políticos de oposición, un sistema judicial independiente, al tiempo que maniobra manipulando la publicidad oficial, ordenando auditorías punitivas, e intenta controlar a los medios exigiendo restricciones a las informaciones.

Sería bueno que en su periplo al viejo continente el gobernante de Ecuador no sólo diga a los (demasiado crédulos) europeos lo que quieren oir – el típico discurso de “nos preocupa el respeto a los derechos humanos” y “en nuestro país hay libertad de expresión” – sino que (como bien lo dice Manuel Gómez Lecaro) aprenda lo que realmente es la institucionalidad democrática.

Sin embargo, como ya he dicho antes, no habría un Chávez o un Correa o un Ahmadinejad si no tuvieran sustento en una buena parte de sus pueblos.

En esto quizás coincidirán conmigo hasta los partidarios del gobernante ecuatoriano: “es un fiel reflejo de lo que pasa con el alma ecuatoriana” – la diferencia está en que yo no le veo buena cara a esa pintura.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ecuador, Etica, Mandamientos, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s