Valientes periodistas


Acabo de leer una columna de Emilio Palacio (El Universo, Ecuador, 27-05-2007) que creo de un inestimable valor especialmente en un día como hoy en que los aires de autoritarismo reciben nuevos bríos de una buena parte de nuestro pueblo. Un pueblo que se niega a tomar responsabilidad por sus propios errores: ¡nosotros hemos elegido a los que han gobernado desde que terminó la dictadura de los años 70! Parece que de la misma manera que esperamos malhadadamente hasta último minuto para tratar de matricular nuestro vehículo – cuando se tuvo meses enteros para hacerlo – vamos a esperar a que cesen frecuencias de radios y televisoras bajo el argumento Chavista de “los pelucones son golpistas” para medio medio reaccionar…

Tristeza real

Emilio Palacio El Universo, 27 de mayo, 2007

El día de ayer, durante la cadena radial de los sábados, la lista de periodistas mentirosos se alargó. El Presidente acusó ahora a Carlos Vera, Jorge Vivanco, Teresa Arboleda, Alfonso Espinosa de los Monteros y otros más. No se salvó ni siquiera un periodista que simpatiza con el régimen, al que lo acusaron de dejarse manipular porque pidió detalles del plan de reforestación.

¿Por qué el Gobierno está tan obsesionado con acallar a los periodistas?
Para que no informen que la escasez de gas continúa, que el crimen nuevamente está en auge en Guayaquil (con un crecimiento impresionante de los secuestros express) y que los familiares de la ex ministra de Defensa están descontentos con el informe del accidente que acabó con su vida.

Para que no nos cuenten del feroz enfrentamiento entre el Ministro de Energía y el Presidente de Petroecuador, de las rivalidades entre el Ministro de Transporte y Autoridad Portuaria de Guayaquil, y de los celos entre los familiares del Presidente y la dirigencia de Alianza PAÍS.
Para que no nos hagan notar que el Gobierno no ha dado todavía los nombres de los ladrones de la deuda externa a los que supuestamente iba a atrapar con el video que filmó su ex asesor “mafioso”, y mucho menos los ha demandado ante la Fiscalía.

Y, sobre todo, para que no les digamos a los ciudadanos que gracias a todo esto las viejas mafias políticas comienzan a resucitar y a encaramarse en la tarima, con ánimo de recuperar el poder.
A los gobiernos totalitarios les incomodan las malas noticias. León Febres-Cordero, Abdalá Bucaram, Lucio Gutiérrez hicieron lo mismo. Ya deberíamos estar acostumbrados.

En el caso de Rafael Correa se agrega, sin embargo, un elemento sorprendente. Lo noté el domingo anterior, mientras revisaba la grabación de la cadena radial previa y escuché al Presidente que yo lo “ofendí” en un artículo de julio del 2005, cuando todavía era ministro de Finanzas. La “injuria” consistió en que opiné que era muy suelto de lengua y que debía corregir ese defecto.

Me llamó la atención que Correa recordase el incidente y que aun así me haya invitado a debatir en público. ¿Resentimiento personal? ¿Orgullo mal entendido? No sé. De lo que sí estoy seguro es que el peligro de intolerancia política se encarna en esta ocasión en alguien que mezcla los asuntos de Estado con sus disgustos personales.

El Presidente contó ayer que la prensa le está haciendo perder la alegría. Fueron tan sentidas sus palabras que me hizo recordar a Rubén Darío: “La princesa está triste, ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro…”.

Mucho me temo, sin embargo, que la tristeza del ciudadano Presidente podría deberse no tanto a las ofensas de los medios como a la insatisfacción de un ego desproporcionado.

De lo que sí estoy seguro es que el peligro de intolerancia política se encarna en esta ocasión en alguien que mezcla los asuntos de Estado con sus disgustos personales.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ecuador, Latinoamérica, Política, Venezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s