Democracia de mis recuerdos…


Como casi todas las mañanas paso revista a la prensa ecuatoriana, chilena e israelí. Hoy me encontré un artículo muy bueno de Daniel Márquez Soares (La Hora, Ecuador, 23-5-2007) que transcribo y que quiero brevemente comentar. Nadie puede negar la enorme capacidad demostrada desde 1978 por los políticos ecuatorianos para abusar y violentar las leyes y el Estado de Derecho al punto de que en la retina del ciudadano común no hay una buena pintura con que comparar nuestro cuadro de borrones-y-cuenta-nueva. Es deber de toda persona respetar la ley y esforzarse por ser mejor ciudadano pero es innegable que el compromiso crece exponencialmente cuando se aspira (y más aún cuando se ocupa) un cargo de elección popular – el poder y responsabilidad que esta persona es enorme y deben ser administrados criteriosamente y con moderación, dejando de lado simples ambiciones personales, económicas o de venganza. Pensar en sentido de País parece tan lejano… democracia de mis recuerdos. Parece que somos parientes cercanos de Rusia: recuperamos la democracia pero nos aferramos a los autoritarismos.

_____________________________________________

Lo más rico de una dictadura

Por: Daniel Márquez Soares

23 de Mayo de 2007

Durante siglos, todo político que se ha atrevido a prestar sus servicios en democracia ha tenido que pagar el precio de la igualdad y ser víctima de críticas, chistes, caricaturas, preguntas con doble sentido y demás.

En algunos países, como Brasil, España o Inglaterra, ser presidente o primer ministro es peor que ser el pato de la clase en el más brutal colegio (el pato al menos descansa cuando se va a la casa y puede faltar de vez en cuando).

En un país democrático, mientras más alto llega una persona en el sector público, más cuestionamientos debe sufrir: a la larga, no sólo está manejando el dinero de un montón de gente, sino que cualquier berrinche, metedura de pata o comentario producto de un mal día puede arruinar a todo el mundo.

Es por eso que los gobernantes maduros y democráticos saben convivir con la prensa.

 

La consideran un mal necesario cuya función es bajarles los humos. Como aquél sirviente de Julio César que, por orden del propio emperador, se veía obligado a repetirle al oído “eres viejo, eres calvo” cuando toda la gente lo estaba adulando.

Las dictaduras, en cambio, son en ese sentido maravillosas para los gobernantes. Las críticas no existen, porque criticar es cosa de traidores a la patria y a los traidores se los exilia, encarcela o fusila.

El humor, la sátira o el sarcasmo tampoco existen, porque por lo general esconden una oscura estrategia contrarrevolucionaria de guerra psicológica. La censura no se aplica sólo sobre lo que se dice, sino también sobre lo que el autor podría estar queriendo decir.

Por eso es que los periodistas que trabajan en dictadura son tan planos, aburridos, lambiscones y serviles: así no dejan la más mínima rendija en sus intenciones a través de la cual puedan husmear la inteligencia militar y el partido.

El contraste anterior, entre democracia y dictadura, es el motivo por el cual los presidentes con poca paciencia, muchos complejos y cabecita caliente suelen terminar derrocados, suicidándose o convertidos en dictadores.

Como piensan que son dueños de una empresa o patrones de una hacienda, no soportan críticas, se sienten los amos del universo y empiezan a entrarle a patadas a medio mundo.

El presidente Rafael Correa ha afirmado que la prensa es prepotente y arrogante. Sin embargo, con lo sucedido en su última cadena radial, parece otra vez empeñado en ganar: quiere demostrar que él puede ser más prepotente y arrogante que cualquiera.

Anuncios

Acerca de Juan Mayorga Zambrano

Juan Mayorga Zambrano, Ph.D. Profesor Investigador Ecuador
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Ecuador, Latinoamérica, Política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Democracia de mis recuerdos…

  1. Estimada cathy. No entiendo su comentario. Le quedarìa infinitamente agradecido si, como usted dice con màs tiempo, me aclara su punto.

  2. cathy dijo:

    Quisiera tener mas tiempo para escribirle. Me gustaria que usted se saliese de si y desde afuera escriba lo que ve.

    Me recordo a mi sobrina que por su adolescencia piensa que aprender ingles es hacerse al monton; y, cuando yo le he dicho que mas bien es para que pueda defenderse y no le den gato por liebre ellita me respondio Ah tu! siempre quieres ganar…no se trata de ganar…se trata de hacerl lo mejor con las herramientas que me han dado, nada mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s