Una introducción a las Escrituras Hebreas (por Yehuda Ribco)

Esta introducción aparece en la versión castellana de “Los Siete Colores del Arco Iris”. Ha sido extraída de http://serjudio.com/ con autorización del Lic. Prof. Yehuda Ribco.

___________

La Torá

La Torá o Jumash, es conocida en español como Pentateuco (en griego: cinco tomos). Torá significa enseñanza, ley, guía, pero realmente no hay una traducción completa para el t’ermino. Sus cinco libros son:

Bereshit / G’enesis

En español es conocido este libro como G’enesis, que tal como Bereshit, significa “en el comienzo“. Entre otros, trata los temas referentes a los orígenes del mundo, de la humanidad y en esencial se centra en el pueblo de Israel. Los orígenes narrados no deberían ser tomados tan sólo literalmente, ni pretender encontrar en la Torá un libro de ciencias o historia. Luego del relato de la devastacion tras el diluvio y la restauración y la dispersión de Babel, relata la historia de los tres patriarcas del pueblo de Israel, de algunas de sus peripecias y de sus familias, la vida de Abraham y su familia, la vida de Isaac hijo de Abraham, y su familia, y muerte de Jacob, tambi’en llamado Israel. Así como el pacto entre los mismos y el Eterno. La narración concluye con la muerte de Jos’e en la tierra de Mitzraim (Egipto).

Shemot / Exodo

Nombrado en español como “Exodo”, sin embargo Shemot signi ca “nombres”. Su patronímico hebreo se origina en la regla de denominación de parshiot y libros, la cual estipula que se toma la primera palabra significativa de los mismos para nombrarlos. En lo que re ere a su temática, continúa con lo que había quedado pendiente en Bereshit, ya que retoma inmediatamente despu’es de la muerte de Jos’e, y avanza hasta finalizar con la construcción del Mishkán (Santuario móvil o Tabernáculo). En su parte central, el tema gira entorno a la salida de los hijos de Israel de Mitzraim. La entrega de la Torá por parte de Hashem y comienzan a enumerarse una serie de enseñanzas y mitzvot básicas para el Judaísmo a partir del capítulo XXI.

Vaikrá / Levítico

Vaikrá quiere decir “Y llamó”, por la regla antes explicada (en Shemot). En español este libro es llamado Levítico, que se aproxima a otro apelativo hebreo para Vaikrá, y que es Torat Cohanim (Libro de Sacerdotes: Coh’en=Sacerdote; Leví =Asistente en el Templo y las actividades sacras; de aquí Levítico). Como es obvio, trata en esencia sobre las leyes referidas a las actividades sacerdotales, a los sacrificios en honor a Hashem, y a la consagración de Aarón y su descendencia al sacerdocio. Pero se incluyen tambi’en las fundamentales leyes de pureza; de alimentos; del ritual para Yom HaKipurim; codificación de las leyes relativas a la sexualidad; diversas mitzvot de índole moral y leyes relativas a las festividades y fechas judías. Como así tambi’en, el fámoso párrafo (y mitzvá) “Amarás a tu prójimo como a tí mismo, Yo soy HaShem”, que es parte de este libro.

Bemidbar / Números

Bemidbar (y no como se lo mal llama Bamidbar) es nombrado en español “Números”, ya que en algún punto se ocupa del censo ordenado por H’ de los mayores de veinte años dentro del pueblo de Israel. Pero en resumen, y acorde a su apelativo hebreo, se centra en los acontecimientos durante la prolongada travesía de los hebreos por el desierto, tras su salida de Egipto, su defección de los altos ideales prometidos, y su quejumbrosa vagancia de cuarenta años. Pero, H’ tambi’en ordena el establecimiento del campamento alrededor del Ohel Mohed (Tienda de Reunión); la consagración de los leviim para el culto divino; la observancia para todas las generaciones del acontecimiento de Pesaj. Ya preparándose para el final de sus días, Mois’es designa como su sucesor a Josu’e. H’ lucha (a trav’es de los brazos del hombre, como por otros medios) las guerras del pueblo contra sus enemigos, y promete ‘exito en la conquista de los bastiones de la tierra de Cnaan.

Devarim / Deuteronomio

Devarim, quiere decir “Palabras”, “Cosas “, “Leyes”… y este nombre concuerda con lo principal del contenido. Aunque la denominación española “Deuteronomio” es acorde con otro apelativo para este sefer que es “Mishn’e Torá”, algo así como la duplicación de la Torá, o su repetición. Estos nombres son propuestos, ya que en Devarim nos encontramos con la recapitulación por parte de Mois’es de alguno de los principales puntos en la historia del nacimiento del pueblo de Israel como tal. Tambi’en, contiene exhortaciones, repetición de leyes, profecías y discursos que Mois’es dirigió al pueblo antes de su desaparición física. La famosa oración Shemá Israel, como la orden para efectuar Birkat HaMazón, así como la repetición de los Haseret HaDivrot, son parte de este libro. Según la tradición los últimos diez pesukim de este libro son los únicos de toda la Torá que no escribió Mois’es, sino su sucesor Josu’e (Yehoshúa bin Nun).

La Biblia

La palabra Biblia deriva de Biblos, en griego, y refiere a la condición de texto único y distinto a los otros, ya que este es ‘EL’ Libro – “El Libro de los libros”. La Torá (en sentido gen’erico) o el TaNa”J (siglas hebreas de la colección de: Torá, Nevihim y Ketuvim), como lo conocemos en hebreo, ya que no existe un t’ermino hebreo que lo distinga.

El “Libro de los libros”, el fundamento de la existencia judaica y de las religiones monoteístas que tienen sus raíces en el Judaísmo, tiene sus orígenes en ‘epocas remotas, y se fundamenta principalmente en el Espíritu Santo de Hashem, pero tambi’en, en antiquísimas tradiciones orales, fragmentos compilados en distintas generaciones, textos interpolados, autores desconocidos.

Aunque, debemos dejar en claro que según la tradicion clásica judía el texto de la Torá tiene su Autor en el mismo Hashem, así como el resto de los libros se soportan en la manifestación del Espíritu de Hashem a trav’es de los escritores humanos. A diferencia de aquellos que pretenden descubrir en la Torá una antología de textos, muchas veces contradictorios y hasta no exclusivamente judíos.

Tuvo un prolongado proceso de canonización progresiva, entre los siglos VI antes de la era común y II de la era común. Tras arduas y complejas discusiones entre los jajamim del Talmud para definir que libros eran apropiados para ingresar en el canon, y cuales debían permanecer guenuzim (ocultados, censurados, convertidos en apócrifos) o ser puestos por fuera de la compilación aunque no censurados.

Conoció y reconoce otras denominaciones, tales como la muy antigua de Mikrá (lectura), a diferencia de la designación cristiana de ‘Sagradas Escrituras’. Aunque tambi’en en hebreo se los puede mencionar como Sifrei HaKodesh (los libros de la santidad) o Kitvei HaKodesh (escritos de la santidad). Otros nombres utilizados en ‘epocas pret’eritas tambi’en son: HaSefarim (los libros), o Esrim VeArbaá (los 24), apuntando a la cantidad de libros que componen la compilación del TaNa”J. (Jumash (cinco libros); Nevihim Los primeros profetas (cinco libros), Los últimos profetas (cuatro libros); Escritos (once libros).

La primera traducción es la “de los setenta”, conocida con el nombre Septuaginta. El gobernante extranjero Ptolomeo Filadelfo, (285- 246), reunió 72 sabios en Alejandría para que tradujeran la Torá al griego. Los mayores sabios de Israel fueron convocados para realizar esta tarea. El midrash dice que estos sabios y traductores fueron ubicados en habitaciones separadas, para realizar la labor sin comunicación entre ellos. Y tal como culmina la leyenda, el milagro ocurrió cuando todas las traducciones coincidían estrictamente. De esta manera se reafirmaba la exactitud y divinidad de las palabras de la Torá.

6 respuestas a Una introducción a las Escrituras Hebreas (por Yehuda Ribco)

  1. Enrique dijo:

    Hola, Estimado Yahuda.

    Llevo mucho tiempo visitando su web y sus escritos y no tengo memoria de esta pagina.
    Resulta que esta es la que me da una explicación clara y comprensible para responder aun amigo que me pidió el significado de por ej. Éxodo, Levítico ,Número , etc. Ya envié la información donde encontrarla así que espero que este amigo mío despierte de sus dudas literaria y como conciencia y que se le llene su corazón su amor a Di´os.

    Una abrazo.
    Shalom.

  2. Enrique. El texto de Yehuda Ribco está disponible en este blog con autorización de él. Este texto está también disponible en serjudio.com
    De usted, Juan

  3. JUAN CARLOS GIRALDO C dijo:

    GRACIAS A USTEDES DOS POR ESTE ARTICULO TAN MARAVILLOSO DE MUCHA UTILIDAD Y AGRADO. MI NOMBRE ES JUAN CARLOS GIRALDO DE CALI COLOMBIA.

  4. NAN dijo:

    HOLA, SI ME INTERESA EN CONOCER DE ESTO. GRACIAS

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s